El Albergue de Animales de Alicante acoge a los animales que desgraciadamente ya han sido abandonados, que se han retirado a sus dueños por ser maltratados o se han perdido. Aunque sabemos que un albergue no es el lugar ideal para ellos, sí es el último hogar para muchos que son abandonados.
Tú también puedes ayudarles. Hazte voluntario. Podrás pasear con ellos, ayudar en la limpieza, darles de comer o simplemente jugar con ellos y darles un poco de ese cariño que tanto necesitan. A veces, la diferencia entre dar o no dar una caricia es que ese pequeño tenga esperanza un día más y logre su segunda oportunidad.

lunes, 6 de enero de 2014

Sandi; cachorros de moda, madre a la basura

Protectora de Animales de Alicante - 8:30 am, día víspera de Reyes.

Esta mañana hemos entrado al aparcamiento del albergue con el comienzo de una nueva jornada, por camino de la puerta principal... cuando en el rincón de la verja nos encontramos con unos intensos ojos ambarinos observándonos atentos; una rotty se encontraba encadenada a una roca que había junto a las rejas con una cadena, sentada, esperando y mirando hacia el exterior más que a nosotros. A su alrededor había varias heces por lo que es posible que llevase si no toda, parte de la noche ahí sola y abandonada sin poder moverse más de lo que la cadena le permitía.

Un compañero ha bajado del coche dispuesto a coger la cadena y a la perrita y su única reacción ha sido deshacerse de alegría, estaba esperando como loca mimos y carantoñas... y sólo cuando se ha puesto de pie nos hemos podido dar cuenta de que se encontraba recién parida y delgada, incluso con algunas rozaduras o costras en las orejas y patas, así que nos podemos hacer a la idea de las condiciones donde ha podido estar viviendo.

Sin embargo,  a pesar de haberla explotado para criar y deshacerse posteriormente de ella, Sandi, como le hemos puesto, lo único que deseaba era algo de cariño que aguardaba sin rencor después de haberla convertido en un caso más de la cría y abandono que se da todos los años por estas fechas.

¿Hasta cuándo? ¿Cuánto va a tardar la gente en darse cuenta de que no son juguetes ni fábricas de dinero fácil? La falta de empatía no es otra cosa más que rasgo de inhumanidad.
Éste es nuestro día a día, el día a día de los caprichos, el día a día de la cría ilegal y de moda, de nombres y vidas olvidadas y también de esperanzas y anhelos entre rejas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada